lunes, 7 de mayo de 2012

Nuria





Ella es genia y el genio. El carácter, el ímpetu y la decisión. El coraje y la elocuencia. El último y el primer beso del día. Y la primera también en todo cuanto hace. La tranquilidad, la calma y la templanza. El saber estar. La mano que señala, que acaricia y que moldea. El consejo siempre acertado. Los ojos siempre atentos, vivaces. Las vitaminas del zumo y la última cucharada de las comidas. La prudencia, el "a la siguiente saldrá", la confianza, el ánimo y la perseverancia. La generosidad. Su siempre excesiva generosidad. Y el sacrificio sin medida. El junco, la adaptación y el progreso. Fuente inagotable, incombustible. Siempre dispuesta a dar más. Desinteresadamente. O no, con el interés y el tesón de mejorar su alrededor. La sonrisa que bebe de las sonrisas que genera en los demás. Los ojos, el lucero, los que iluminan el recuerdo de lo que vamos siendo. La paciencia, la ternura y el detalle. La respuesta, el abrigo y los hombros. El as bajo la manga y la Reina de Corazón.

jueves, 3 de mayo de 2012

En la Y está la clave

Puede que alguna vez dudara cómo se escribe Meryl. Pero desde hace un tiempo sé que es con "Y". 
Y estoy segura que no se trata de una mera casualidad.



La única diferencia entre ambas imágenes, es que la chica de la foto de abajo es una de mis mejores amigas.



Y sí, ella es una ganadora.
Como para no serlo.

miércoles, 2 de mayo de 2012

algunas cosas

que me gustan, a día de hoy, principios de Mayo



























LAURENE 
"A estas alturas, y basándose en los datos de su historial amoroso, una casamentera podría haber elaborado un retrato robot de la mujer adecuada para Steve. Inteligente pero sencilla. Suficientemente dura como para hacerle frente, pero suficientemente zen como para elevarse por encima de la agitación de su vida. Con buena formación e independiente, pero dispuesta a adaptarse a él y a la creación de una familia. Sensata, pero con un toque etéreo. Con sentido común suficiente como para saber controlarlo, pero lo suficientemente segura de sí misma como para no necesitar hacerlo constantemente. Y tampoco le vendría mal ser una rubia guapa y esbelta con sentido del humor a la que le gustara la comida vegetariana orgánica. En octubre de 1989, después de la ruptura con Tina, una mujer exactamente así entró en su vida."