martes, 20 de noviembre de 2012

El optimismo se ejercita. Y una buena forma de hacerlo son las meriendas de los domingos.









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.