domingo, 4 de marzo de 2012


He vivido muchas cosas y ahora sé lo que se necesita para ser feliz. Una vida tranquila y alejada en el campo, con la posibilidad de ser útil a otras personas con las que resulta fácil hacer el bien y que no están acostumbradas a que las ayuden. Quizá un trabajo que sea de algún provecho y luego descansar, la naturaleza, libros, música, el amor al prójimo... esa es mi idea de la felicidad. Y para culminar todo lo anterior, que usted fuera mía y que tuviéramos hijos tal vez. Qué más puede desear el corazón de un hombre.
L. Tolstoi

2 comentarios:

  1. el futuro no esta hacia delante...esta dentro.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo sé. Eso es lo que más desea el corazón de un hombre (porque soy un hombre y mi corazón desea) :) No conocía esa frase de Tolstoi, gracias por compartir.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.