martes, 24 de enero de 2012

el hombre de las manzanas

Citas extraídas de la biografía de Steve Jobs (entre las páginas 1-200)

Le encantaba hacer bien las cosas. Se preocupaba incluso por las partes que no se podían ver.


El cristianismo pierde toda su gracia cuando se basa demasiado en la fe, en lugar de hacerlo en llevar una vida como la de Jesús, o en ver el mundo como el lo veía - me decía- . Creo que las distintas religiones son puertas diferentes para una misma casa. A veces creo que la casa existe, y otras veces que no. Ese es el gran misterio.


El padre de Woz le enseñó algo más que quedó grabado en su personalidad infantil y socialmente disfuncional: a no mentir nunca. "Mi padre creía en la honradez, en la honradez absoluta. Esa es la lección más importante que me enseñó. Nunca miento, ni siquiera ahora".


La línea que separa al hombre carismático del estafador.


Le enseñé que si actuaba como si algo fuera posible, acabaría siéndolo. Le dije que, si fingía tener el control absoluto de una situación, la gente creería que lo tenía.


Máquinas de amante belleza.


Permanece hambriento. Sigue siendo un insensato.


¡Dicha estar vivo en ese amanecer / pero ser joven era el mismo cielo!


La sencillez es la máxima sofisticación.


Aquello me hizo darme cuenta del poder de la inocencia - reconoció Atkison -. Fui capaz de hacerlo porque no sabía que no podía hacerse.


Fui pobre por voluntad propia cuando asistí a la universidad y viajé a la India, y llevé una vida bastante sencilla incluso cuando trabajaba. Así que pasé de ser bastante pobre, lo que era estupendo porque no tenía que preocuparme del dinero, a ser increíblemente rico, punto en el cual tampoco tenía que preocuparme por el dinero.
Yo veía a gente en Apple que había ganado mucho dinero y que sentía que debía llevar una vida diferente. Algunos se compraron un Rolls Royce y varias casas, cada una con un encargado, y tenían que contratar a un encargado para contratar a los demás encargados. Sus esposas se hacían la cirugía estética y se convertían en personas extrañas. No es así como yo quería vivir. Era una locura. Me prometí a mí mismo que no iba a permitir que ese dinero me arruinara la vida.


Oye, ya que vamos a dedicar nuestra vida a construir estos aparatos, más vale que los hagamos bonitos.


El futuro ya no es lo que era.


El buen arte se aparta de la moda, no la sigue.


La forma sigue a la emoción.


El viaje es la recompensa.


Es mejor ser un pirata que ingresar en la marina.





1 comentario:

  1. hace mucho que no me pasaba por aquí. veo que sigue igual de interesante!:) un besoo

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.