jueves, 29 de julio de 2010

DÍAS AMARILLOS

Hay veces en los que le asignas un color a un día. Es algo común. Ya lo dijo Audrey Hepburn en Desayunos con diamantes y sus días rojos.
Pues yo hoy he tenido un día amarillo.
Y no lo digo por el amarillo ácido del limón, ni por el dorado dulce y denso de la miel. Tampoco he estado buscando en las páginas amarillas, tan siquiera he pasado la tarde leyendo prensa de ese mismo color. Jamás pasé por una calle con semáforos en ámbar, ni vi luminosos fosforescentes. En mi memoria no figura haber estado en una oficina de rubias de p
elo platino con cientos de post-it en el ordenador. Hoy no vi Los Simpson, y menos aún cogí un taxi en Nueva York. No me considero supersticiosa. Y debido a la cantidad de nubes, hoy no hubo atardeceres tiñéndose de anaranjado.
De hecho la imagen que mejor simbolice el día de hoy corresponde a un montón de casas de colores alegres. Y entonces quizás te preguntes, por qué digo que he tenido un DÍA AMARILLO. Pues bien, llevo casi 24 horas con la misma canción en la cabeza. Da la casualidad que la canción se llama yellow.

Suena. No para de sonar :
Look at the stars
look how they shine for you
and everything you do
yeah, they were all yellow.
I came along
I wrote a song for you
and all the things you do
and it was called yellow.
So then i took my turn
oh all the things I've done
and it was all yellow.
Your skin
oh yeah your skin and bones
turn into something beautiful
d'you know you know I love you so
you know I love you so
...
It's true look how they shine for you
look how they shine for you
look how they shine
look at the stars look how they shine for you

sábado, 24 de julio de 2010

so many choices

Hay infinitos modos de vivir, estilos de vida le llaman algunos. Ninguno de ellos debe de ser despreciado ni infravalorado. Mucho menos prejuzgado. Es por ello, por el elevado número de maneras de pasar por el mundo, por lo que a veces resulta frustrante escoger tan solo uno. No podemos volver atrás, por eso es tan difícil elegir. Y mientras no elijamos, absolutamente todo sigue siendo posible.
En ocasiones es complicado discernir sobre lo que verdaderamente es posible. O distinguir entre el querer y el deber. Saber ser impulsivo o reflexivo, según exija la ocasión.
Puede que un día, de esos que nos asalten inseguridades, pensemos meditemos o lloremos preguntándonos si el camino por el que optamos era el mejor que barajamos en aquel entonces. Sí, estoy segura que en algún momento desearemos borrar nuestros errores. Pero ajá, ahí entra en escena el tiempo, ese que hace que las cosas no ocurran todas de golpe. Y también la memoria, y las cicatrices. Y no vale de nada querer volver atrás, ni morir en remordimientos para cambiar el pasado. Porque la línea temporal va siempre hacia adelante. Así, solo podremos aprender de nuestros errores y tratar de no volver a cometerlos en un futuro.
"No puedo cambiar de dónde vengo, pero sí a dónde voy".
Por ello hay que medir con precisión las consecuencias de nuestras acciones, y no dejar que estas se ordenen según la voluntad de otros. Bien es cierto que eso de la libertad es realmente relativo. "Tu libertad acaba donde empieza la del prójimo". Además están las dichosas pirámides. Los jefes y los súbditos, la plebe y la realeza, el empresario y el proletariado. Esto ya lo hacen los animales, las abejas, las hormigas, los leones. En todos los casos hay una cabeza dominante en la manada. Las flores, por su parte, son más pasivas. Por lo que parece, hay que aprender a sobrevivir con estas estructuras de mandato, estos círculos que se cierran en torno a nuestros anhelos. Ya lo dijo Flucky: "Tengo que aprender a volar, aquí y ahora, aprender a volar de un sitio para otro en el mismo lugar".
Luego hay que saber que según los libros de geografía hay en el mundo 6.080.000.000 personas aproximadamente. De todas ellas ojalá conozcamos al máximo número posible, porque la decisión que tome una sola de estas, quizás repercuta sobremanera en nosotros. Y no me refiero a los grandes políticos ni a los acaudalados empresarios. Sino a lo que se conoce como la gente corriente: tú, yo, nosotros. Quién sabe, quizás si hacemos un esfuerzo por abrirnos a ellos, porque nos cuenten sus alegrías, sus certezas y sus dudas, consigamos responder también a las nuestras. Consigamos entrelazar caminos. Esa es la gracia de estar aquí más de 80 años, ¿no?. "Happiness is real only when shared". Tal vez tengamos en desuso la palabra domesticar. Domesticar significa crear lazos. Aunque cuando uno se deja domesticar corre el riesgo de llorar un poco. Entonces parece que sí que es cierto lo que dice esa frase. 6.080.000.000 personas en el mundo, y en ocasiones, tan solo necesitas a una.
No sé si viene a cuento en esta entrada, pero me gustan las ciencias. Todas y cada una de ellas crean, ingenian, diseñan, modelan, observan, descubren, facilitan, miden. Son certezas. No menosprecio a las letras, pero sí que me incomoda el subjetivismo de alguna de ellas. ¿Quién tiene el derecho de decir que algo es injusto o no, de dictar lo que debe hacer un país, de generar una guerra, de subir los impuestos? Ellos, los políticos, economistas y demás no inventan nada nuevo. Seguimos con los mismos sistemas que desde hace siglos, y a simple vista no parecen funcionar demasiado. Mira luego a los otros, los escritores, redactores, publicistas, directores de cine, fotógrafos, músicos. Esos sí que diseñan ilusión, construyen arte.
Sin saberlo, todos somos arquitectos. Trazamos el croquis de nuestra vida. Asentamos pilares, decoramos a nuestro gusto, hacemos reformas, construimos plantas más altas, a veces derribamos alguna de ellas, plantamos un jardín, compramos un coche, tecnología en boga, jugamos con la electricidad, también a oscuras, soñamos imaginamos de noche.
Footprints :)

miércoles, 21 de julio de 2010

(untitled)

"Se enamoró como se enamoran siempre las mujeres inteligentes: como una idiota.
Lo había visto llegar una mañana, caminando con los hombros erguidos sobre un paso sereno y había pensado: este chico se cree Dios.
Pero al rato de verle sonreír...contar historias sobre mundos desconocidos y pasiones extrañas, se enamoró de él y de su cara...
Como si de niña no hablara latín y no supiera lógica."

Suena:
Mañana va a ser un gran día te lo digo yo
nos vamos a mirar las caras entre todos.
Y vos preguntarás por qué esperamos tanto
solo para tomar impulso
y llegar más alto.

martes, 20 de julio de 2010

FOREVER YOUNG

Let's dance in style, lets dance for a while
Heaven can wait we're only watching the skies
Hoping for the best but expecting the worst
Are you going to drop the bomb or not?
Let us die young or let us live forever
We don't have the power but we never say never
Sitting in a sandpit, life is a short trip
The music's for the sad men
Can you imagine when this race is won
Turn our golden faces into the sun
Praising our leaders we're getting in tune
The music's played by the madman

Forever young, i want to be forever young
Do you really want to live forever, forever forever
Forever young, i want to be forever young
Do you really want to live forever
Forever young

Some are like water, some are like the heat
Some are a melody and some are the beat
Sooner or later they all will be gone
Why don't they stay young
It's so hard to get old without a cause
I don't want to perish like a fading horse
Youth is like diamonds in the sun
And diamonds are forever
So many adventures couldn't happen today
So many songs we forgot to play
So many dreams are swinging out of the blue
We let them come true

Forever young, i want to be forever young
Do you really want to live forever, forever forever

Acontecimientos de hoy:
UPM
Ha sido admitido en la Escuela de Ingenieros Aeronáuticos y Espaciales de la Universidad Politécnica de Madrid para realizar estudios de grado en Ingeniería Aeroespacial.
:)

lunes, 19 de julio de 2010

ELECTRIC FEEL

El segundo antes de dar un salto al vacío.
El segundo antes de despegar, de pasar del suelo al aire. El segundo antes de aterrizar, de pasar del aire al suelo.
El segundo antes de recibir lo que comúnmente se conoce como un buen hostión.
El segundo antes de entrar en el agua al saltar desde alto. El segundo antes de tocar fondo.
El segundo antes de bajar una cuesta enorme enorme enorme en una montaña rusa. Y cuando sientes tus pies apuntar hacia el cielo.
El segundo antes de que se rompa el ordenador. O el coche. O si la impresora decide declararse en huelga en el momento más inoportuno.
El segundo antes de que te entreguen un examen. Y antes del último timbre de clase antes de las vacaciones.
El segundo antes de recibir un diagnóstico médico.
El segundo antes de una caricia (aunque como bien es sabido "es claro que lo mejor no es la caricia en sí misma, sino su continuación".)
El segundo antes de que te regalen un beso. El segundo anterior a un orgasmo.
El segundo antes de romper a llorar. Justo cuando sientes ese cosquilleo incómodo e irremediable en la nariz.
El segundo antes de ver a una persona a la que no has visto en mucho tiempo.
El segundo antes de que te respondan con un. O tal vez un NO.
El segundo antes de recibir un cumplido, un halago. O según nuestra conducta, una reprimenda.
El segundo antes de escuchar tu canción favorita en un concierto.
El segundo antes de descubrir algo con lo que pienses: "Esto lo que quiero hacer durante el resto de mi vida"
Y en esos breves, casi efímeros segundos crees ver pasar tus recuerdos en forma de cortometraje. Piensas, también, que pierdes el hilo de los años, la apariencia de las personas que fueron, la lógica. Que tal vez todo lo vivido sea una mentira. Todo depende de ese segundo, esa minúscula fracción de tiempo. Y de lo que vendrá después. Es entonces, cuando te viene todo esto a la mente, cuando sientes una chispa recorriendo tu cuerpo, vibrante. ELECTRIC FEEL.
Suena:
turn me on with your electric feel
do what you feel now
electric feel now

miércoles, 14 de julio de 2010

BENJAMIN BUTTON

Si te sirve de algo, nunca es demasiado tarde o, en mi caso, demasiado pronto para ser quien quieres ser. No hay límite en el tiempo. Empieza cuando quieras. Puedes cambiar o no hacerlo. No hay normas al respecto. De todo podemos sacar una lectura positiva o negativa. Espero que tú saques la positiva. Espero que veas cosas que te sorprendan. Espero que sientas cosas que nunca hayas sentido. Espero que conozcas a personas con otro punto de vista. Espero que vivas una vida de la que te sientas orgullosa. Y si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza de empezar de nuevo.

Las oportunidades marcan nuestra vida, incluso las que dejamos pasar.

La vida no se mide en minutos, se mide en momentos.

El colibrí no es un pájaro señores , ¡el colibrí es un puto milagro!


-¿Y si te dijera que mientras los demás se hacen mayores yo me hago más joven?
- Bueno, sentiría pena por ti; tendrías que ver morir a todo el que quieres, es una responsabilidad terrible.


Todo el mundo se siente distinto de una forma u otra, pero todos vamos en la misma dirección, solo que cada uno por un camino distinto.

La vida solo tiene sentido yendo hacia atrás, pero hay que vivirla hacia delante.

Me llamo Benjamin y nací en extrañas circunstancias...

domingo, 11 de julio de 2010

LUZ

Cuando hablamos de luz, nos referimos a ella con una única palabra simple. Tres letras ele u zeta. Un pequeño monosílabo que engloba multitud de acepciones.
Porque no todas las luces son iguales.
Hay luces, como las de los faros que guían, que adentran su foco en el mar para alumbrar la soledad del océano. Otras, las de cientos de colores que decoran las calles y los árboles de Navidad, traen ilusiones, y no solo encerradas en paquetes de regalos. Las luces de los focos de un gran teatro nos mantienen expectantes, a la espera de que se posen pacientemente sobre alguien, a la espera de que el espectáculo comience. Qué decir de los semáforos, rojo prohibitivo, ámbar precavido, verde libertad. Vía libre para los pasos. Vía libre para el pensamiento. Luces rápidas, destellos de colores estridentes en las discotecas, que acompañan los ritmos bajos bajos bajos de la música. Carteles de noche en las ciudades, following the city lights. Luces de estudio, luces blancas de quirófano, luces de coches que vienen y van. Rayos x, que ven más allá de la piel. Mecheros que danzan al ritmo de conciertos. Relámpagos que desgarran el cielo. Láser afilado que parte de la pistola para señalar a su víctima, llama delicada que surge de una vela. Cálido rayo de sol, que acaricia y despierta. También cálido rayo de Luna, que acaricia y adormece. Luces de atardeceres q
ue corren huyen languidecen hacia el horizonte con su sucesión de crepúsculos. Y la más lejana y también mi favorita: luz de estrellas.
Las personas, como ya dijo Eduardo Galeano, son como lucecitas que fluyen.
Y más que nada, prefiero la luz que destellan sus ojos, y que es agua y fuego, color, atardecer y amanecer, sonrisas y besos y abrazos, confianza, ilusión, caricias sin tacto, libertad, estrellas. Es la luz de la vida.

miércoles, 7 de julio de 2010

cabeza vs corazón

ME GUSTA LA GENTE CAPAZ DE ENTENDER QUE EL MAYOR ERROR DEL SER HUMANO, ES INTENTAR SACARSE DE LA CABEZA AQUELLO QUE NO SALE DEL CORAZÓN.









Los sentimientos se deslizan, a veces se refugian en guaridas de amor, pero cuando emergen al aire preso o libre, dan el color del mundo, no del universo inalcanzable sino del mundo chico, el contorno privado en que nos revolvemos. Gracias a ellos, a los sentimientos, tomamos conciencia de que no somos otros, sino nosotros mismos. Los sentimientos nos otorgan nombre, y con ese nombre somos lo que somos.
MARIO BENEDETTI