domingo, 1 de agosto de 2010

let's make better mistakes tomorrow















Noche... noche estrellada, noche cálida, noche oscura. Noche aún joven, de aventuras a la espera, noche incierta.
Noches de verano, de faldas que se acortan y piernas que se alargan. Piel desnuda, expuesta, reflejos del sol abrasador.
Noches de picardía, de carmín y labios frescos, que provocan, que tientan por buscar una boca ajena, dejando en ella ese sello rojo, prueba irrefutable de la infidelidad.
Noche que nace inocente, de un celeste que se antoja infantil y que va perdiéndose en tintes anaranjados y violetas hasta agonizar en ese azul petróleo.
Noches de alcohol, de copas de más, de desinhibicionismo, de risa fácil, de "esta es la último, de verdad", de promesas que se rompen tan pronto como la copa se vacía. Somos jóvenes...ya mañana llegará el arrepentimiento.
Noches de música estridente, de caderas que parecen salirse de sus órbitas, de canciones que taladran el cerebro,de ritmos pegadizos que te hacen alzar las manos, inventar pasos nuevos, dejar volar tu imaginación sobre esa nube espesa de ilegalidad.
Echar la cabeza hacia atrás y soltar una carcajada impura, disfrazada de la ronquera del alcohol. Y besos, y miradas cargadas con intenciones que quizás mejor no descifrar. Respirar, cuerpos que se juntan y se separan. Suspirar. Sobredosis...de adrenalina. Notar cómo el corazón palpita en una carrera de latidos desenfrenados, creer que vas a explotar...
Y volver a echar la cabeza hacia atrás. Pero esta vez dejar de sonreír, darse cuenta de lo estúpida que puede llegar a ser la especie humana en ocasiones.
Y la noche...la noche continúa, infalible. Ajena a los problemas de la gente. Noche traicionera, que te hace volver a la realidad, tan rápido como una estrella que cae, fugaz...dulce e ingenua estrella caída.

Nota: texto no autobiográfico en su totalidad. Fotos: cobra snanke

6 comentarios:

  1. recuerdo cuando me pasaste este relato! me encanto y me encanta
    y que fotos!!!
    xx

    ResponderEliminar
  2. ouh. Noches. No hay otra palabra que equivalga a la completa liberación del alma sin censura.
    what a night, huh?

    ResponderEliminar
  3. La entrada es muy buena en sí. Me gusta la base pero creo que al final le hace falta un toque menos traicionero. Yo creo que la noche no se desvanece sino que nosotros despertamos de ella. La vida debería ser un juego, un constante atreverse a lo inimaginable siendo eso sí... consecuente :)

    Un besote de colores chica de los narcizos!!^^

    ResponderEliminar
  4. :) ya, la verdad que el final me quedó raro... es un texto que tenía escrito en una libreta desde hace un par de años x)
    yo siempre digo... yo soy yo, mis circunstancias y mis consecuencias :)

    ResponderEliminar
  5. MAdrugadas envenenadas, pa que más! :)
    (K)

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.