viernes, 19 de febrero de 2010

días y días- segundos y segundos

Hay días en que nos despertamos con una sonrisa
no importa si nos hayamos levantado con el pie derecho o el izquierdo.
Hay días que no encontramos el interruptor de la luz
y nos agobiamos en la oscuridad.
Hay días en los que el café está más dulce
o que nos enfadamos porque no queda leche fría en la nevera.
Hay días en que no nos reconocemos en el espejo
y ni siquiera nos autoencontramos a nosotros mismos en el maquillaje.
Hay días en los que el ascensor tarda más de lo debido
y esto suele suceder aquellos lunes en los que llevas prisa.
Hay días que cambias de camino para ir al colegio
y te sientes un poquito aventurera.
Hay días en los que parece que el tiempo no avanza
y días que piensas que la felicidad no va al ritmo del reloj.
Hay días que parecen segundos
y segundos que parecen días.
Me he cansado de seguir escribiendo sobre días y días
y segundos y segundos
sobre los pasados, las 0.25 en que escribo esto y sobre lo que me espera.

"como lo supe cuando me despertaron dos o diez minutos o veinte horas o días o años después, pues me habían quitado el reloj"

Me on the sixth floor



HACER DE LO EFÍMERO UN ARTE


2 comentarios:

  1. me encanta nuri tio, me senti identificado te lo prometo
    cada vez mejor

    xx

    ResponderEliminar
  2. yo a veces también cogía caminos distinos y me sentia realmente bien! (:

    pd: espero que fuera bien cuando fuiste a recoger el premio! un beso.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.